Dónde practicar escalada en Barcelona

escalada

Un rocódromo es un lugar especialmente indicado para practicar escalada, sin necesidad de tener que utilizar un medio de transporte para ir hasta la montaña. Cuenta con un equipo de protección muy seguro y con diferentes presas o agarres para que se convierta en una actividad sumamente placentera. El tamaño y la forma dependerá del edificio donde se encuentre. ¿Dónde practicar escalada en Barcelona? Sigue leyendo y te informaremos al respecto con los lugares más populares para desarrollar esta actividad original y divertida.

 

Escalada de interior, una experiencia gratificante

Los rocódromos están cubiertos y en ellos se puede practicar escalada de interior. Este deporte indoor ofrece multitud de ventajas con respecto a la escalada tradicional. En primer lugar, se hace de una manera mucho más controlada y, por lo tanto, su seguridad se multiplica.

Estos entornos artificiales están compuestos por presas, que son objetos de todo tipo de formas, colores y tamaños inspirados en los agarres naturales que podemos encontrar en la pared de una montaña. Se colocan fácilmente con tornillos Allen, por lo que se pueden cambiar de posición para aumentar la dificultad o todo lo contrario.

Pues bien, estas presas de origen artificial son bastante adherentes. Han de estar muy bien sujetadas, pero, en general, ofrecen mucha garantía, además, los dedos no se quedarán bloqueados en ningún agujero para evitar males mayores en una caída, algo que sí podría suceder en una montaña.

Los beneficios que proporciona la escalada en materia de salud son varios. Se precisa de cierto control corporal y la fuerza es un condicionante más a tener en cuenta, aunque estos beneficios se aprovechan mucho mejor en la escalada de interior, pues los riesgos son inferiores.

En este deporte, las medidas de protección están siempre presentes. Se utilizan cuerdas de seguridad de forma constante y nos olvidamos de las irregularidades de la roca, en ocasiones muy peligrosas, y de los problemas derivados del clima. La actividad se desarrolla en un habitáculo cerrado y resulta muy satisfactorio para todos aquellos aficionados que han acumulado pocas horas en este deporte outdoor y precisan de más experiencia.

Antes de empezar resulta conveniente hacer una serie de estiramientos para facilitar el desarrollo de esta actividad física, donde el cuerpo está sometido a una gran tensión muscular. De otra forma, podría existir el riesgo de sufrir alguna contractura por falta de elasticidad.

 

Rocòdrom de Montujïc, el más grande de Europa

El Rocòdrom de Montujïc se distingue por ser el rocódromo más grande de Europa. Está ubicado en el barrio de Sants-Montjuïc, de Barcelona, y se le conoce con el nombre de Rocódromo de la Foixarda, al encontrarse en esta misma calle.

Su origen se remonta a los años ochenta, cuando los escaladores lo utilizaban para practicar, aún sin contar con los permisos que necesitaban. Después, tras los Juegos Olímpicos de 1992, se convirtió en una de las zonas predilectas de los escaladores.

Sus paredes cuentan con algo menos de 250 metros cuadrados para escalar, 17 metros de altura y disponen de diversos anclajes de seguridad para garantizar la mayor protección. Comprende diferentes grados de dificultad, distribuidos en diferentes áreas o zonas, y tanto el acceso como el uso del rocódromo es gratuito.

Este espacio está abierto durante todo el año y se puede practicar escalada a cualquier hora del día o incluso de la noche. Es un magnífico lugar para practicar este deporte, de hecho, algunos de los mejores escaladores a nivel nacional han pasado por aquí: Edurne Pasabán, Silvia Vidal o Eduardo Marín, entre otros.

Dónde practicar escalada de interior en Barcelona

¿Qué hacer un fin de semana en Barcelona? Está claro, hacer escalada de interior. En la ciudad existen muchas alternativas de ocio, pero esta es una de las novedosas y creativas, y encontrarás muchos lugares diferentes para entrenarte y practicar antes de pasar a mayores.

Guías del CEC, por ejemplo, se encuentra en la calle Paradís y es un lugar ideal para practicar escalada, uno de los deportes de aventura en Barcelona más populares. Cuenta con varios rocódromos y diferentes niveles de dificultad.

Freebloc es otro lugar de culto en Barcelona. Está situado en Carrer de Rossend Arús y es uno de los lugares en los que se puede practicar en familia de forma segura y, además, ser utilizado por escaladores expertos que necesitan entrenarse duramente.

Magnesi está ubicado en Carrer de Gabriel y Galán y cuenta con una gran superficie para escalar, campus, una tienda especializada para comprar equipos e incluso una zona de cardio.

FESS La Salle se encuentra también en Barcelona ciudad, en la calle Carrer del Lluçanès, y dentro de sus instalaciones existe un gran rocódromo que cuenta con diversas paredes para la práctica de la escalada de interior y cerca de 500 presas, salientes y desplomes.

La Panxa del Bou, en Carrer de Quintana, Sabadell, está indicado para personas de todas las edades. Es escuela de escalada y gimnasio, y cuenta con diversas vías para atender cualquier demanda y saber adaptarse a cualquier nivel de dificultad.

Ingravita es uno de los rocódromos de interior más elevados de Barcelona. Está situado en Carrer de Sebastià Artés, en Igualada, y dispone de 17 metros cuadrados de tramos para escalar, además de gimnasio, tienda y cafetería.

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR