¿Se necesita licencia de armas para tener un arco, flechas o una ballesta?

flechas

Si echas un vistazo a Internet, puedes ver que hay montones de páginas en las que se explica cómo fabricar tu propio arco o ballesta, así como las diferentes flechas que se utilizan para cada tipo de arma. Y es que, aunque disparar sea muy divertido y un tanto festivo, hay que recordar que lo que se tiene en las manos puede hacer bastante daño e incluso matar. Por eso es necesario disponer de una licencia de armas tipo E para tener una ballesta. En el caso del arco es algo diferente, aunque también entra dentro de la séptima categoría de armas. Veamos un poco más acerca de los permisos para tener cada una de estas.

Características de las ballestas

Una ballesta es un arco de alta potencia, ya que el bastidor en el que se monta hace que las flechas, de menor tamaño y longitud que las flechas que se disparan en el tiro con arco normalmente, alcancen una velocidad de disparo muy alta. Según sea el tamaño, incluso se pueden disparar flechas de un tamaño parecido a las de los arcos.

Si comparamos la capacidad de disparo de una ballesta, más que una flecha podemos decir que son auténticas balas. De hecho, esta es la razón por la que se necesita una licencia, porque son mucho más peligrosas que los arcos convencionales. Además, al tener un soporte con gatillo, como las escopetas o las pistolas, hay quien las considera un arma de fuego. Aunque es un extremo en el que no podemos estar de acuerdo, ya que ni se utiliza pólvora para el disparo ni hace falta un percutor. El gatillo simplemente libera la tensión de la cuerda que sostiene la flecha y la dispara hacia su objetivo. Por eso, a nivel legal se clasifica como arma impulsora, y no arma de fuego.

En fin, no queremos ponernos demasiado técnicos y enrevesados. Solo responder a la pregunta del título. Así que seguiremos comentando un poco más acerca de las características de arcos y ballestas.

Fabricación casera de arcos y ballestas

Como hemos comentado, fabricar una ballesta, flechas y arcos caseros es relativamente fácil. Con algo de madera y unos bolígrafos se puede tener una ballesta con una capacidad de disparo bastante peligrosa. Aunque esto no quiere decir que no haga falta licencia para usarla. De hecho, a no ser que la fabriques para usar en tu casa o con flechas seguras, si te cogen con una de estas armas, aunque sea de fabricación casera, puedes tener bastantes problemas si careces de licencia.

Los arcos no necesitan licencia

Al menos no como las de las ballestas. Si quieres practicar el tiro con arco en un club de tiro, seguramente te pedirán una inscripción como socio, aunque puede que te encuentres con algún sitio en el que te dejen utilizar tu arco y flechas solo pagando una entrada, o utilizar el equipamiento que hay en algunos de ellos. Esta última opción interesa si no has disparado nunca, no lo haces con frecuencia o no tienes arco y quieres matar el gusanillo de probar este deporte.

Otra forma de disfrutar de tirar con arco es reservar un combate de arqueros con Archery Tag. No necesitas licencia, no corres ningún peligro y no tienes que fabricar un arco y flechas para disparar. ¡Solo tienes que reunir un grupo de amigos con ganas de pasarlo bien!

En definitiva: ballesta si, arco y flechas no

Esperamos que te haya quedado claro cómo funciona la normativa en materia de ballestas y arcos. Te hace falta una licencia de armas para ballestas, debido a la peligrosidad que conllevan estas. No es que los arcos y flechas no tengan peligro, pues de hecho un tirachinas y un lapicero pueden utilizarse como arma mortal. De hecho, la capacidad para hacer daño depende más de la punta del proyectil que de el arma con el que se dispare. Si una flecha o un dardo está muy afilado, hará falta mucha menos velocidad de disparo para que penetre en un objetivo. Así que ten mucho cuidado cuando vayas a disparar una flecha, sin importar cuál sea el arma que utilices.

Es curioso que, a pesar de que las normas respecto a las ballestas estén claramente estipuladas, hay comercios que las venden sin control y sin requerir una licencia. Estas se pueden utilizar para caza mayor, al igual que los arcos compuestos de doble polea, que muchos profesionales prefieren al tener una potencia de tiro superior, siempre con una licencia de caza homologada, por supuesto.

En definitiva, fabricar tu propia ballesta, así como unas flechas, es bastante sencillo. Lo complicado es explicarle después a la guardia civil por qué la has sacado a la calle sin tener una licencia que te permita utilizarla. Asegúrate muy bien siempre de las normas que rigen estas cosas.

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR